Desarrollo aplicaciones web y móvil, Gomeru Apps verde

Cómo mejorar el funnel o embudo de conversión de tu e-commerce

En términos de marketing online, el funnel o embudo de conversión hace referencia a los diferentes pasos que el usuario tiene que llevar a cabo dentro de una web para cumplir un objetivo, en este caso la compra.

Para poder mejorar el funnel de tu negocio electrónico, lo primero que debes entender son las diferentes fases del embudo de ventas. De esta forma será más fácil dar con las claves y las acciones que pueden ayudar a mejorar cada una de ellas con el fin de reducir la tasa de abandono.

1ª Fase: Lead, dato o contacto

Corresponde a las visitas que llegan a la tienda online. Los contactos o leads encuentran tu ecommerce, el embudo o funnel se llena y tú amplias tu base de datos.

Para lograr que entren en tu negocio, es necesario realizar acciones previas para darte a conocer. Como por ejemplo de marketing, a través de un blog, redes sociales, marketing en buscadores, email marketing, publicidad online…

En esta etapa la tasa de abandono alcanza el 40%. Normalmente ocurre si se decide pedirle los datos al nuevo usuario en este momento. Muchos de ellos serán reticentes a dártelos, por lo que de primeras no es aconsejable pedirle que te rellene un cuestionario ni que se de de alta como usuario. Es mejor dejarlo como uno de los pasos anteriores a la compra.

Funnel de ventas ecommerce

2ª Fase: Prospecto

Es la etapa en la que se deben identificar y clasificar los leads que hemos conseguido en la primera fase.

Los contactos de esta etapa son mucho más valiosos, ya que comenzarán a estar interesados en nuestros productos o servicios. Para conseguir que nuestro potencial usuario decida elegir nuestro ecommerce y no otro, hay que conseguir destacar y realizar acciones que generen confianza y buena imagen. Por ejemplo, a través de videos demostrativos del producto o servicio, entrevistas a expertos del sector o estudios de mercado.

Además, es el momento de conseguir que una visita se convierta en un lead cualificado. Para ello debemos lograr que se descarguen por ejemplo un ebook en nuestro blog, que se inscriban a un concurso o sorteo a través de las redes sociales o que nos dejen su email para enviarles una oferta especial con un código.

3ª Fase: Oportunidad

Aquí el usuario ya muestra un interés real en nuestros productos o servicios. También es la etapa más complicada, pues debemos conseguir que nuestro cliente potencial realice una compra.

Es importante prestar especial atención a varios aspectos:

  • Los medios de pago: facilita al cliente diferentes opciones y no esperes a que llegue el momento de pagar para que sepa si tu ecommerce dispone del medio de pago que a él le interesa.
  • La seguridad: generar confianza y seguridad es vital ante cualquier venta virtual. Incluye información legal sobre la construcción de la página web y el modelo de negocio, dota a tu ecommerce de sellos de confianza, date a conocer claramente a través de una página de “quienes somos” y construye una de “contacto” que sea clara, con toda la información posible.

Es posible que os encontreis una cuarta fase destinada a la fidelización. Conseguir que un cliente vuelva a comprar en nuestro ecommerce y se convierta en un cliente recurrente es una ardua tarea. Para ello debemos conocer muy bien a nuestro usuario y tratar de nutrirlo con campañas de marketing personalizadas.

Esperamos que estas pautas os sirvan para aplicar y personalizar cada una de las acciones a vuestro ecommerce. Como siempre, ¡estaremos encantados de que nos contéis vuestros trucos y experiencias!

Etiquetado en:, ,

0 Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *